28 de julio de 2007

La oveja negra (meeee!)

Para vos, musaraña infame... que elegiste vivir la vida careta que vivís, y aunque me parece repugnante, respeto tu decisión.
Para vos, peste bubónica... que todavía creés inocentemente que podés cambiar mi manera de ser, pensar, creer, sentir, vivir, amar, actuar “porque están mal”.
Para vos, tontita, que insistís en mandarme imágenes santurronas por mail.
Te quiero, a pesar de todo.
Te necesito, aunque no parezca.
Te admiro a veces, aunque no lo creas.

Te detesto menos de lo que crees, aunque no lo demuestre.



Debo reconocerlo: nunca fui (ni seré) una persona fácil de llevar. Por haber nacido en noviembre soy una escorpiana leal, orgullosa, indomable y calentona. Que mi nacimiento haya acontecido en 1980 me convierte en un mono alegre y saltarín del horóscopo chino. Por ser pariente de mis bisabuelos, tengo una espesa sangre vasco-francesa. Por ser hija de mis padres soy una extraña mezcla de intelectualoide lectora de cuanta cosa caiga en mis manos (de má) con “dicharachera” amante de la fiesta, las risas y los amigos (de pá)... (Nunca entendí que se vieron para enamorarse... no pueden ser mas distintos. Pero allá ellos.) Toda esta ensalada imposible de sangres, alineaciones planetarias y licuado de genes forman parte de lo que fui y de lo que soy. Me largaron a la vida con este carácter, se me fue armando una personalidad que –generalmente- disfruto mucho de poseer, y me hago cargo de que las cagadas que me he mandado en mi vida siempre fueron fruto de decisiones propias y de ninguna manera responsabilizo a alguien mas. En todo caso... las cagadas que me mandé en un 99% fueron por NO haber dado bola a consejos sabios... pero tengo la interna satisfacción de haber hecho lo que a mi me parecía mejor, no me arrepiento de haber vivido lo vivido... no podría vivir en función de los demás ni pensando que en algún momento actué en función de los demás, sería como haberme fallado a mi misma.
Hoy en día, con algo (no mucho, solo algo) de madurez encima estoy en situación de poder ir hacia donde quiero ir, tengo un punto de referencia al que todo mi ser me grita que debo dirigirme. La pregunta entonces es: ¿por qué tantas cosas conspiran para que yo no llegue o demore en llegar? Esto no me tira para atrás, en todo caso, la herencia vasca dice “ah, ¿si? ¿Que no? ¡Tomá que no!” y arremete con mas ímpetu... todo mundo se cree con poder de opinión sobre mi vida (Bah, todo el mundo se cree con derecho a opinar sobre la vida del resto del mundo... no es algo que me afecte sólo a mi). Cualquier alternativa es mejor que la que yo elegí. No he encontrado argumentos válidos que puedan contra la tenacidad del escorpión. La intolerancia que hay sobre cualquier cosa que no es lo que “los demás harían” es increíble. Un ejemplo pequeño y sencillo para ilustrar mejor mi indignación: estoy a punto de hacerme un piercing en la lengua. No es un acto de rebeldía ni un intento de pertenecer a nada, no tengo 15 años. No soy religiosa, no es nada parecido a un culto que venera los agujeros ni nada por el estilo. No es para llamar la atención (¿hay algo más discreto que un aro dentro de la boca?). No es para nada mas ni nada menos que darme un gusto, “emperifollarme”. Como hay mujeres que se tiñen el pelo, otras que se ponen pestañas postizas, otras que se depilan con cera hasta el alma... No se dan una idea de las cosas que he escuchado después de pronunciar tan inocente oración: “me voy a poner un arito en la lengua”...
¿Por qué tanta intolerancia y prejuicio?
Caí en la cuenta de que vivimos en un mundo repleto de gente que vive para introducirse en la vida ajena (gente metida, dicho de otra manera). Si hay tanta historia con que tome una decisión tan simple como la de ponerme un aro, que no perjudica ni modifica la vida de nadie, no quiero ponerme a reflexionar sobre la intolerancia que puede haber sobre temas más importantes. Y no solo vivimos rodeados de intolerancia y prejuicios, sino también de personas estructuradas en extremo. Gente que no se pone a cuestionar las “reglas” y/o costumbres con las que vive día a día: simplemente las sigue. ¿Por qué se supone que a los 30 años una persona “normal” debe estar casada, con trabajo, con hijos, siguiendo el modelo Ingalls? ¿Qué hay de malo en llevar una vida de hippie a los treinta y pico? ¿Por qué es tan llamativo que una persona de más de 18 años quiera hacer una carrera universitaria? ¿Por qué nadie mira con la cara fruncida a una piba de 15 años que se tatúa, pero reprueba a la mujer de 50 que hace lo mismo? ¿Por qué con el flaco que tirotea a mansalva está todo bien y con la flaca que disfruta de la misma manera está todo mal, se la señala como si fuera algo “malo”? ¿Por qué ser gay no es “normal”? (odio cuando los llaman anormales) y en ese caso... ¿Por qué no es “anormal” NO ser gay? Me resulta mucho mas coherente pensar que dos personas del mismo sexo se lleven mejor y tengan una relación mucho mas sana que la que podrían tener dos personas de sexos opuestos, sobre todo considerando la cantidad de divorcios, libros sobre cómo tener un matrimonio feliz y sano y cosas que hay sobre el tema...

Hay una cantidad enorme de prejuiciosos. La misma que de personas que viven en función de los demás... eso de “¡nooo! ¿Cómo voy a hacer eso? qué va a decir la gente si...”
Si vos, querido lector, querida lectora pertenecés a esta grupo de gentes, de esos que dicen “¿¡Pero cómo voy a rascarme el culo en la calle?! ¿Estás loca? ¿Qué va a decir/pensar la gente?” Enteráte: NADIE va a acercarse a vos a decirte algo respecto a tu picazón; en todo caso, causarás alguna risita (nada grave, y le regalás una pequeña alegría a alguien), o un gesto reprobatorio... pero la satisfacción de haberte rascado el cachete cuando te picaba ferozmente no te la saca nadie. Y si “la gente” PIENSA algo respecto a tu rascada... ¡No te vas a dar cuenta! Enteráte: NADIE va a acercarse a vos y te va a contar su opinión al respecto. Y si efectivamente sos la clase de persona que vive en función de la existencia de los demás, Oh, alimaña detestable... relajáte... y dejáme de romper las pelotas!!!!! Nunca pedí tu opinión!!! Dejáme vivir!!! Y viví tu vida para vos y como te guste, sin pensar en nada mas...

Siendo la muerte una propuesta tan eterna, y la vida en comparación tan breve... ¿vale la pena vivir de esa manera?


13 comentarios:

Anónimo dijo...

MMj!como escribió mija!le saca chispas a los teclados.mmj!chispas!Admiro como el salen las palabras así de fáciles,nunca me olvido de la carta a la radio que me mostró. La felicito por su capacidad de expresarse y por estar tan segura de usted misma y si le pica el culo meta nomás!!mmj!....meter!

Taio dijo...

Mmj! comentario! Gracias amiguita potris porno por haberte tomado el trabajo de leer todo... el locutorio de carne y hueso se culturiza, señoras y señores!!! Gracias también por las felicitaciones y sabés bien que cuando me pica, me rasco, o no? Ma' vale cacho!!
Mmj! te quiero mucho Clau!!
Gracias por pasar, besos!

Pulpo dijo...

Con sólo el "nunca fui (ni seré) una persona fácil de llevar" ya me dio un perfil para conocerla más...
Si me guiara por lo que comenta en las clases de la UMass...
diría que es muy graciosa y tiene más de una anécdota graciosa.

"Oh Alimaña detestable" es casi tan antológico insulto como "eh, butifarra insidiosa"...

Ci vediamo doppo

Taio dijo...

Mister Pulpo: La UMass me inspira. Usted es como un blogurú para mi, no se si sabía. Cargo con un par de anécdotas... qué se le va a hacer, "no ser una persona fácil de llevar" me ha hecho pasar por situaciones muy lindas y otras no tanto, pero siempre trato de rescatar lo cómico... o el aprendizaje. Con buen humor considero que es la mejor manera de vivir. Alimaña detestable es un apodo que le cuadra perfecto a mas de cuatro. No hace falta que busque entre líneas lo que quiera conocer de mi, Usted tiene acceso ilimitado a mi cerebro... pregunté nomás, siéntase como mi profesor. Beso grande! Ta lueeego...
Naty.

Anónimo dijo...

llegué a este blog porque estaba conociendo a los participantes de la UMass. Yo que creía que los psicológos iban a terminar con las personas que escriben hojas y hojas contando sus vidas, veo que me equivoqué. Comparto lo de escuchar Pink Floyd en una de tus crónicas pasadas pero sin leer porque ya perdí esa costumbre heredada de intelectualoides. Saludos, desde la tierra del profesor pulpo.
Alejandro

Taio dijo...

Alejandro: gracias por pasar, bienvenido. Justamente por no poder costearme un psicólogo es que escribo páginas y páginas... cada quien se las rebusca como puede, es dura la vida del pobre.
Escuchar a Pink Floyd también es una forma de análisis... al menos a mi me lleva a una especie de estado de reflexión. Por eso leo, para no reflexionar y terminar enroscada en cosas a las que no le encuentro salida, ja! Retome la costumbre de leer, es un placer y es gratis. Un beso grande, espero verlo de nuevo por este humilde pseudo-diván. Ta lueeego...

Mariano H. Corujo dijo...

Querida Taio, yo soy bastante conserva en algunas cosas y si fuera por mí te aconsejaría no perforarte la lengua. En mi barrio hay un pibe al que casi le tuvieron que cortar la lengua porque se le había infectado el buraco sanguinolento que tenía. Vos no sabes lo que era, la lengua era un churrasco morado que le impedía comer durante casi quince días!! terribles dolores tenía el pobre Chaperío (así se lo conoce, porque es pelado)

Hay tres cosas, q te recomendaría pensar

a-si lo estas haciendo porque realmente te gusta o si lo haces para escandalizar a los demás

b-si lo haces por puro gusto o moda

c- en el vecino mío.

Permisooooo

Taio dijo...

Mariano: gracias por pasar y comentar. Te cuento que mas allá de tu recomendación de pensar, no es algo que me he tomado a la ligera, hace alrededor de 4 años que estoy por ponerme el aro, no lo he hecho antes por cuestiones laborales. Punto a: no hago nada en función de nadie, o sea que resumo en que lo hago porque me gusta. Punto b: no me interesan las modas, no uso ni hago cosas porque "los demás lo hagan", si no "se usara" lo haría igual. Punto c: ya tengo un piercing en la nariz con el cual no tuve ningún inconveniente, y también sé de gente a la que le quedó la napia como un payaso. Todo se trata de ser responsable y cuidadoso con el lugar que se elige para perforarse, los materiales y el profesionalismo con que se haga la perforación. Probablemente su vecino se perforó con alambre de púas, con un piercer (el señor que lo agujereó) que no tenía ni idea de lo que estaba haciendo, y seguramente hizo caso omiso de las recomendaciones y las precauciones que hay que tener en el cuidado del aro y de la zona perforada mientras cicatriza.
Igualmente no puedo evitar sentir una cierta ternurita por su preocupación, así que se agradece. De todos modos, el punto central del post no era mi aro, sólo lo usé como un ejemplo pequeño de las cosas que uno tiene que escuchar y/o ver cuando se hace algo fuera de lo "normal". Beso grande, güelva pronto!
Ta lueeego...

Pulpo dijo...

Che... hablando de Pink Floyd... incluí la banda en el Salón de la Fama de mi rockola. pegate una vuelta y te va a gustar. (Andá con tiempo, metí videos como para 40 minutos)

Besos y ya te perguntaré más detalles (Beneficios de la docencia)

Taio dijo...

Mister Pulpo: cómo "che"?? cómo "che"???? yo lo trato de "Mister" con el debido respeto que merece como mi profesor de la UMass y Usted me "chechea" como si nada? Bueh, se lo permito, pero me tomo la misma atribución. Así que che, Pulpo, cuando ande con tiempo me daré una vuelta por la rockola a castigarme un rato. Cuando quiera cuestione nomás, no sea tímido. Gracias por la data, besote!
Ta lueeego...

miriam dijo...

Aaaaaahhh... no sé si será el escorpiano que llevo desde el día de mi nacimiento o qué, pero me ví reflejada en varios párrafos.
Es que es todo un caso que te resbale lo que la gente dice o hace. En definitiva una aprende a hacerlo para conservar su salud mental, qué no?
Imaginate haber crecido al lado de una madre a la que las apariencias le parece lo más importante en esta vida y encima prentender vivir su vida a través de sus hijos. Todo un caso... Y así y todo le presto la oreja porque soy la única que siente la compasión suficiente para hacerlo (es mi vieja y me parió, no?).
En fin, concuerdo con muchas cosas de las que decís. Tengo ese carácter que manda a la mierda al primero que me hace daño a mí o a los que quiero. Sino soy un dulce cordero. Es que la sangre tana es fuerte, y mezclada con sangre francesa (de Córcega, del mismito lugar de donde salió Napoleón) y española... un cóctel explosivo que nadie puede perderse...

Un gustazo conocerte, che. Seguiremos por acá. Besos

Graciela L Arguello dijo...

Hola taio, he vuelto a leer este post, que había leído en mi primera visita, cuando no tenía un conocimiento suficiente de tu persona como para incluir un comentario.
Ahora, ya sé que sos un caramelo envuelto en papel con dibujo de tibias cruzadas debajo de una calavera. Una advertencia que en realidad tiende a protegerte más a vos de los demás que viceversa.
Te he conocido el lado tierno, así que el arranque escorpiano que te hizo tildar a alguien de alimaña
detestable, ya no me asusta, pero en una primera lectura (silenciosa, sin darme a conocer y aún antes de dejarte algún comentario en otro post)me sentí preocupada por vos. Pensé ¿quién ha lastimado así a esta criatura?
Espero que todo haya sido pasajero, y ahora sí te felicito porque ya sé que de verdad andás por la vida sin máscaras, lo cual no es fácil, y también creo que tus reacciones aparentemente sísmicas, tienen de terremotos solamente la duración, pero dudo que generen daños.
Vine a dejarte este mensaje con tanta posterioridad, simplemente porque lo sentía como una deuda. Tenía que decírtelo: tu enojo no me engaña, sos una dulce según vengo comprobando en nuestras charlas ya tan habituales.
Beso Graciela

Taio dijo...

Miriam: mi carácter también manda a la mierda al primero que lastima a mi familia, a los que quiero o a mí misma, y siempre de manera ácida, áspera e irónica... y por supuesto, hiriente. Cosas del escorpión, vio? A veces hay que dejar de ser un corderito cuando los lobos atacan... y a veces hay que ser corderito también cuando los lobos atacan, porque la ternura se contagia. Besote, gracias por pasar!


Graciela: uno se defiende como puede, a veces con estrategia y a veces como la sangre lo grita sin demasiados preámbulos. Algo de lastimadura hay, no creas que andabas tan errada. El dolor toma muchas formas... De todos modos no puedo evitar sorprenderme por tu radiografía tan acertada de mi persona... tan transparente soy? o vos sos muy buena radióloga...
Besotes!!!